rss

0

Proyección

Su dinero servirá para financiar un proyecto narrativo que a continuación paso a detallar en sus características esenciales:

Hiperficción constructiva: con ello se pretende que el público no sea ajeno a la narración, sino que participe de ella contribuyendo al desarrollo de la misma. Difuminando la frontera entre autor y público toda persona pasa a ser un autor en potencia permitiendo la construcción de una obra cuyas posibilidades aún no han sido explotadas. Si bien es cierto que en la actualidad existen multitud de wikis y blogs que pueden adherirse a esta categoría por su estructura basada en hipervínculos, no obstante todos los proyectos de esta índole han fracasado no gozando de la importancia que tanto se celebró en los principios de esta modalidad artística. Es fácil achacar la causa de estos males al hecho de que los autores aún se ven lastrados por la forma de las narraciones clásicas y siguen creando de un modo lineal, atendiendo a categorías como: introducción, desarrollo y desenlace que obligan a concebir la trama como un nudo problemático. Antes de acometer una empresa como la aquí señalada es necesario someter todas las categorías empleadas en el estudio de la narrativa lineal a revisión, este es un primer paso básico que hasta hoy había sido obviado.

Narrativa transmediática: la tecnología actual nos permite aplicar diversas técnicas en virtud del contenido que deseemos transmitir, es un hecho notorio que el propio contenido exige de un determinado medio de transmisión, así, por ejemplo, a una narración donde abunden los elementos plásticos conviene la imagen de igual modo que a una narración introspectiva conviene la palabra. Por esa razón no hemos hablado anteriormente de lectores o espectadores, sino de público; ni, del mismo modo, nos hemos querido limitar bautizando a la modalidad artística que emplea la hiperficción constructiva, aunque hasta hoy todas ellas hayan sido literarias. Así pues, con este punto se pone de manifiesto el innovador deseo de extrapolar técnicas literarias a ámbitos audiovisuales ahondando en la construcción de experiencias narrativas cuya dependencia del formato comienza a difuminarse. También encontramos ejemplos de narrativa transmediática en obras como la propia The Matrix Reloaded donde se observa a los protagonistas analizando la información de una carta que fue echada al buzón en el corto The Final Flight of the Osiris (Animatrix) y recuperada en el videojuego Enter the Matrix. Sirva este ejemplo como prueba de la necesidad de crear una mitología lo suficientemente poderosa como para resistir el cambio de medios, un universo narrativo cuya singularidad soporte la mundanización con la dificultad añadida de las limitaciones materiales de las que consta un proyecto tan pequeño como es el nuestro.

Multirreferencialidad: entendido en sentido amplio como intrarreferencialidad (la referencia la ubicamos en el espacio de la obra), extrarreferencialidad (la referencia la ubicamos en un espacio ajeno al de la obra) e interreferenciaidad (la relación semiológica de la obra con sus derivados). De este modo la intrarreferencialidad aporta cohesión al conectar los diversos elementos narrativos, por ejemplo, la relación entre personajes como puente temático. La extrarreferencialidad aporta contextualización discursiva puesto que ninguna obra se agota en sí misma ni es creada ex nihilo, por ejemplo, la deliberada coincidencia entre un acontecimiento de la obra y el acontecimiento narrado en una obra distinta como nexo discursivo que favorece la multinterpretación. Por interreferencialidad entendemos dos sentidos: el simple en el cual se ilustra la obra mediante, por ejemplo, material plástico y el complejo que es explicado a continuación:

Merchandising: por merchandising debe entenderse todas aquellas producciones que no formando parte del núcleo narrativo de la obra, pues tal es lo constitutivo de su sentido, sí se derivan de la misma. Por ejemplo, producciones no narrativas como puedan ser la música (no conceptual), TCG (juego de cartas coleccionables) o rol narrativo. A tales efectos las producciones derivadas compartirán una interreferencialidad con la obra principal que puede ser de diversos órdenes, según la condición del producto: por ejemplo, como TCG debe incluir personajes y escenarios presentes en la narración; como juego de rol narrativo debe disponer de reglas lúdicas que faciliten la interpretación de diversos pasajes de la obra elegidos a tal efecto (por esta razón se incluye en este apartado, dado que lo nombramos exento de contenido).

Sobre la ausencia de autoría: ya se ha explicado con anterioridad las razones por las que tal concepto se desintegra en un proyecto narrativo de tal envergadura, mas ello no obsta para que se deba establecer una jerarquía con el fin de ejercer el necesario control que dote de calidad, coherencia y consistencia a la obra. Con este control no se pretende guiar la narración la cual seguirá siendo tan inestable como precisa un proyecto de las características arriba señaladas, la narración seguirá sujeta a las modificaciones que cada potencial autor considere pertinentes; se pretende imponer y asegurar el cumplimiento de unas reglas mínimas que dirijan la interacción entre tal multiplicidad de autores.

Todos albergamos sueños. Yo les he presentado el mío, el cual requiere conocimiento y dinero para ponerlo en práctica. De momento he tenido mayores facilidades para adquirir lo primero que lo segundo, por esa simple razón pido dinero. En la medida en que desconozco la facilidad que tendré para hacerme con el dinero que permita llevar a cabo el proyecto no puedo precisar con exactitud el inicio del mismo; por otra parte, como hasta ahora sólo se ha esbozado las características del proyecto es imposible tener una idea precisa del montante total que sería necesario para ponerlo en marcha, entendiendo que su mantenimiento también requiere efectivo. A partir de ahora lo prioritario es planificar, por un lado, lo ya apuntado: (1) Revisión de las categorías narrativas, (2) creación de una mitología que se adapte a los recursos materiales de que dispongamos, (3) redacción de unas reglas de interacción entre autores. Y, además: (4) presupuestar el proyecto. El punto (2) y (4) precisan previamente de (5) una previsión de ingresos que permita efectuar un plan financiero al cual ajustarse. Veremos cómo los deseos pueden ajustarse a la realidad, pues en dependencia de ello se podrá realizar un proyecto más arriesgado que conste de una web ad hoc, o habrá que conformarse simplemente con el uso de MediaWiki convenientemente adaptado.

Conforme vaya evolucionando el proyecto iré actualizando la información bien haciendo público el debate acerca de los puntos (1) y (3), bien publicando cómo avanzan las donaciones y, llegado el momento, cómo se emplean tales recursos. Sirva esta entrada para anunciar mi férreo compromiso de llevar a cabo el proyecto.

Sobra decir que toda colaboración es bienvenida, que no por ello ha de ser económica. Cualquier persona que desee sumarse al proyecto no tiene más que ponerse en contacto conmigo (conviene señalar en el campo asunto que se trata de «colaboración proyecto»), si bien prima la necesidad de expertos en comunicación audiovisual, teóricos literarios y gente con conocimientos informáticos fundamentalmente orientados a lenguaje PHP, pero sin ser éste requisito indispensable.


P.S.: conscientes como somos del compromiso existente con la causa Wikileaks y de la campaña ciudadana que a tal efecto se realizó sobre la empresa PayPal por ceder a las demandas del gobierno estadounidense facilitaremos otra forma de ingreso a aquellas personas que estén interesadas en contribuir económicamente con el proyecto, para ello no tienen más que dirigir un mail a la dirección de contacto (conviene señalar en el campo asunto que se trata de «donación proyecto»).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La palabra precisa tal vez sea efectiva, pero ninguna palabra jamás ha sido tan efectiva como un silencio preciso.